Durmiendo entre el ruido

6 agosto 2009

Nota sobre este poema: los versos que escribo más abajo no son del todo inéditos. En cierto modo son nuevos, pero en cierto modo no. Y es que, por una parte, anda circulando una versión menos cruel en un blog que en su día creé y que ahora tengo ya olvidado y denostado interiormente. Por otra, regalé una copia en papel de estos versos, pero antes me cuidé mucho de eliminar las referencias literarias y de suavizar -dentro de lo posible- su contenido, con el doble fin de explicar a la destinataria del regalo mi manera de sentirme triste y de expresar dicho estado, así como de no molestar –en la medida de lo posible- su almidonada visión del mundo.

Hoy las alas no me sirven.
Están oxidadas.
Esta mañana, al despertar,
Me las arranqué con desdén
Al verlas cubiertas
Con una capa de moho
Que anticipaba
Este día cargado de nostalgias.
Hoy no deseo escribir,
Ni soñar ni tejer cuentos de hadas.
Hoy sólo pretendo dejarme mecer
En la hamaca deshilachada
Del tiempo inerte que impregna
Los días cargados de indiferencia.
Hoy, por no tener,
Ni siquiera tengo miedo.
Este día es una ola que,
Persistente, tenaz, incansable,
Acude cíclicamente a mi orilla
Para depositar en la arena
Unos ojos que ya no me miran,
Una autoestima que siente frío
En todas las partes de su cuerpo,
Páginas en blanco manchadas de hastío,
Un teléfono que arde,
Luces de neón que señalan el camino
Más corto hacia miradas frías
Como transeúntes urbanos,
Un ángel sin rostro,
Olores agrios,
Noches de infancia,
Cuerpos paralizados por el sueño
Al romper el alba,
Caravanas de turistas cansados,
El calor de una tarde de tristeza,
Moscas, grillos, mariposas negras,
Voces agudas de viejas gordas y chismosas,
A Charles Bukowski abstemio,
A Joyce inocente, a un Sísifo que logra
Descansar de su asfixiante condena,
Un autobús nocturno
Que recorre la ciudad bajo la lluvia
Preñado de despojos humanos
Saturados de alcohol e indolencia,
A una pareja que hace el amor
Sin conocerse,
El placer por el placer,
El vacío de la insatisfacción,
Una sílfide de corazón congelado
En un cuerpo pequeño y caliente,
El retrato a contraluz,
Agazapado en el resplandor anaranjado
De una farola en la noche,
De una Lolita tardía, rebelde e hipócrita
De curvas desangeladas y fuertes caderas.
Hoy recojo todo esto y lo extiendo
Delante de mis pies.
Contemplo esa masa informe
De deshechos, y todo huele
A la carroña de Baudelaire.
Mañana, tal vez,
O tal vez dentro de mil años,
Quién sabe,
Volverán las correspondencias.

Anuncios

4 Responses to “Durmiendo entre el ruido”

  1. Milo Says:

    Me encantó mucho este poema y en especial tu expresión incluida en el comentario inicial donde mencionas a la “almidonada visión del mundo” con la que viven muchos en este mundo, y de la que muchos otros; todos los días tratamos de evadir. Bravo Poeta!.

    • Jorge Says:

      Cuando me siento triste, generalmente es como si me enfadara con el mundo, como si quisiera escupir a la realidad. Los angloparlantes dicen “to be in blue” al estado de melancolía, pero yo siento precisamente todo lo contrario, es decir, que desaparece todo lo que de azul hay a mi alrededor. Y claro, en esos momentos no soporto las visiones azucaradas ni los intentos por endulzar lo que a todas luces se me representa amargo.
      Gracias, compañero en las letras.

  2. Ernesto Cisneros-Rivera Says:

    En efecto, Jorge, la tristeza profunda es una mezcla de melancolía con furia incontenible. Lo dulce es falacia y sólo prevalece lo amargo. Por ello son estúpidas las frases de ánimo y similares insensateces que se dicen para dar una palmadita condescendiente en la espalda de quien se sufre.

    Tu poema es fuerte, real, con un ritmo continuo de principio a fin y requiere de leerse en voz alta, pero nunca de manera pausada.

    Coincido con nuestro poetamigo Milo.

    Bellísimo, Jorge.

    Fuerte abrazo.

    • Jorge Says:

      Es por ello que odio las películas románticas, ¡ja ja ja!
      Gracias por tus elogios, Ernesto. No creo merecerlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s