Epílogo apócrifo

25 agosto 2009

Y el octavo día y los sucesivos los pasó llorando y lamentándose, pues al atardecer del séptimo -el dedicado al descanso- tuvo un repentino destello de lucidez: se percató de que había creado su propia tumba.

Anuncios

5 Responses to “Epílogo apócrifo”

  1. Ernesto Cisneros-Rivera Says:

    Ante lo perfecto, no hay más qué decir. ¡Bravo!

    • Jorge Morato Cadenas Says:

      ¿Dónde estará el icono que representa al muñequito que se sonroja…? ¡Con la falta que me hace ahora y no lo encuentro!

      • Ernesto Cisneros-Rivera Says:

        Jajajajajaaaaa.

        Espero que no lo encuentres, no lo necesitas, jeje.

  2. Milo Says:

    Me gusta! 🙂


  3. Ya se sabe camarón que se duerme la corriente se lo lleva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s